El error más frecuente entre los entrenadores y profesores: LA FALLA EN LA COMUNICACIÓN

Pueden ser unos genios... ¡pero si nadie los entiende; no importa lo que saben! Si tienes algo para decir; aprende a decirlo.

Me considero un “catador” de conferencias, talleres, tutoriales y clases. He visto muchísimos y sigo viéndolos. 

Hay realmente expertos en lo que dicen y enseñan, pero... ¡Hay muy pocos, extremadamente pocos, que sabe cómo transmitir esos conocimientos!

Son como libros valiosos cerrados con llave; lo único que podemos apreciar es la tapa y la encuadernación.

Sucede mucho en el ámbito deportivo que los profesores hayan adquirido un cliché estereotipado en la forma de hablar, de moverse, de comportarse y de transmitir las enseñanzas. Pero resulta que esa manera de expresión es altamente ineficiente, es una pérdida de tiempo porque los alumnos tienen que “traducir” en sus mentes que es lo que quiso decir el profesor, y la mayoría no tiene los elementos necesarios para tal interpretación.

Las consecuencias son: No poder realizar las consignas necesarias, no aprender, tardar en aprender las nuevas tareas, abandono de los alumnos... etc.

Cuando hablo de comunicación, no solo me refiero a la manera de decir las cosas, sino también, a la forma en que se dicen. Hay profesores que creen que dar una clase significa “IMPONER” o “IMPLANTAR” conocimientos o habilidades, y lo hacen a través de una impronta imperativa, como si fuera un sargento de los Marines. De esa manera solo logran asustar y tratar de protegerse de sus burlas o de sus gritos.

Tratan de hacer ver quién tiene “LA MELENA” más larga de la manada... 

Este tipo de profesores (la mayoría) sólo ven las cosas desde una única perspectiva; ¡LA SUYA PROPIA!. Creen que todo el mundo ve las cosas igual que él; ¡pero atención!, él no sabe que hay otras maneras en que la gente ve la vida; es un error por ignorancia más que por maldad.

Pero sea por ignorancia o por maldad, ambos terminan perjudicando al alumno y al sistema educativo.

Una de las cosas en las que se debe hacer hincapié en la capacitación de los docentes, entrenadores etc., es la oratoria y la Programación neuro lingüística. La primera para poder transmitir lo que se quiere decir, de una manera ineficiente; y la segunda, para conocer la manera en que los cerebros procesan la información en los distintos tipos de personas; no hay nada más erróneo que pensar que TODOS SOMOS IGUALES. 

Ante la ley todos debemos tener los mismos derechos, pero la naturaleza nos ha hecho diferentes, y saber y aprender en qué consisten esas diferencias, nos volverá mejores docentes.

Te pongo un ejemplo que he visto en youtube en muchas ocasiones: Un orador dando un seminario nada menos que de NEUROCIENCIA, ¡¡tardó exactamente 17 minutos en ir al tema que le competía!!. Luego, cuando comenzó, la disertación propiamente dicha, yo tardé mucho tiempo en tratar de entenderlo a él!, no se molestaba en querer llegar al alumno; el alumno tenía que llegar a él!!.

Además no dejaba de moverse de atrás hacia adelante, en una danza nerviosa. El cerebro del espectador trataba de interpretar lo que veía, lo que escuchaba y lo que ¡sentía!. Se me quedaba claro si en ese ir y venir estaba tratando se huir de esa situación o estaba buscando palabras para acompañar la disertación.

Lo cierto es que, me aburrí tanto que decidí salirme de la clase. Eso, cuando se da presencialmente, te cohíbe de hacer porque te da vergüenza abandonar la clase por la mitad; pero si, a pesar de darte timidez, logras abandonar la sala, esa situación genera un espacio de incertidumbre en el orador y en el público, genera distracción y te saca de foco.

Si lo que se quiere es dar clases, educar o entrenar; nunca debemos de quitar el foco de la razón de ser de un profesor; que es el ALUMNO.

Si no hay alumnos, no existen los profesores. Eso grábalo en la cabecera de tu cama para que sueñes con eso toda tu vida.

Debes estudiar la mente de los alumnos, el cerebro de los que quieres llegar y luego aprender a hablar en su idioma y olvidarte lo que te gusta a ti, cómo te gusta que te enseñen, porque tú ya no estás en el asiento del alumno (al menos en ese momento), debes y tienes que aprender a hablar el idioma del otro.

¡No pretendas ir a Japón y hablarle a todo el mundo es castellano!

Porque al César lo que es del César y a los cerebro lo que es de los cerebros…

Capacítate cada día de tu vida, no dejes de ser estudiante, si quieres ser un buen docente.

Theo Gambarini- TG Neuroentrenamiento


Todavía no hay comentarios

Envía tu comentario

Su email no será publicado, todos los campos son requeridos - Fútbol ADN - no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Comentario enviado correctamente

Cuando el comentario sea aprobado, aparecerá en ésta misma sección