HISTORIA DEL FUTBOL PLAYA

Esta disciplina deportiva se juega en todo el mundo de forma recreativa y con formatos muy diversos desde hace muchos años

Durante la última década, el Beach soccer ha viajado desde el litoral de Brasil al corazón de millones de aficionados de todo el planeta.

La participación de jugadores aclamados internacionalmente (como el brasileño Júnior Negaos, los portugueses Alan y Madjer o el astro español Amárele) ha servido para ampliar la cobertura que la televisión dedica a esta disciplina hasta alcanzar una notable audiencia en más de 170 países. El fútbol playa es uno de los deportes de más rápido crecimiento en el mundo y uno de los más importantes escaparates internacionales para todo tipo de oportunidades comerciales.

Esta disciplina deportiva se juega en todo el mundo de forma recreativa y con formatos muy diversos desde hace muchos años. Sin embargo, las Reglas del Juego se crearon en 1992, el mismo año en el que se celebró en Los Ángeles un torneo piloto. Al verano siguiente, se organizó en Miami Beach la primera competición profesional de fútbol playa, con los equipos de Estados Unidos, Brasil, Argentina e Italia.

En abril de 1994, se celebró en la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, el primer campeonato retransmitido por televisión. La ciudad carioca albergó un año más tarde el primer Campeonato Mundial de Beach Soccer. Brasil, la nación anfitriona, se hizo con el trofeo de aquella competición y, por lo tanto, se convirtió en la primera campeona mundial de la especialidad. El éxito del torneo hizo posible que los intereses comerciales empezaran a traducirse en avances en el terreno de juego. La demanda creciente en todo el mundo de este deporte fue el origen de la Gira Profesional de Beach Soccer en 1996.

La primera Gira Profesional de Beach Soccer se compuso de un total de 60 partidos en su recorrido de dos años de duración por Sudamérica, Europa, Asia y Estados Unidos, y atrajo a los principales nombres del deporte, tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. El interés que generó esta gira en Europa condujo a la creación de la Liga Europea Profesional de Beach Soccer en 1998, fuente de una sólida infraestructura que habría de incrementar la profesionalidad de todos los aspectos de este deporte. Esta liga europea, también conocida como Euro BS League, reunió a promotores de todo el continente y satisfizo las demandas de los medios de comunicación, patrocinadores y aficionados. Tan sólo cuatro años después de su creación, se había dado el primer paso triunfal en la construcción de una legítima estructura mundial para el fútbol playa profesional.

La liga europea profesional floreció, y su temporada 2000 ofreció un encuentro decisivo de infarto, justamente el último partido de la última ronda, donde España venció a Portugal en una refriega de alto voltaje.

Durante los cuatro años siguientes se produjo la consolidación de este crecimiento, gracias a los progresos realizados dentro y fuera del terreno de juego, con el afianzamiento de la Euro BS League como la competición profesional de fútbol playa más sólida del mundo. En 2004, participaron 17 selecciones nacionales. La edición de 2005 reunió a un total de 20 equipos y más de 70 países compitieron por el honor de organizar los partidos.

Hace un poco más de dos años que el Beach soccer entró a formar parte de la gran familia de la FIFA. En mayo de 2005, se celebró en Río de Janeiro, concretamente en la playa de Copacabana, la primera Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA. En la gran final, Francia se impuso contra todo pronóstico a Portugal, la selección que había eliminado a la gran favorita, Brasil, en semifinales.

En la edición de 2006, la primera en la que participaron 16 selecciones nacionales, la Auriverde se desquitó de la derrota del año anterior. Brasil se impuso con comodidad a Uruguay en la gran final y conquistó su primera Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA. Los Bleus de Eric Cantona, por su parte, se hicieron con el tercer puesto, de nuevo a expensas de Portugal.

El éxito brasileño se repitió en 2007 en la final ante México. Uruguay privó a Francia del tercer escalón del podio de campeones. Los galos se preparan a conciencia para mejorar ese cuarto puesto en la edición de 2008 que jugarán en su propia arena, ante el entregado público de Marsella.

Todavía no hay comentarios

Envía tu comentario

Su email no será publicado, todos los campos son requeridos - Fútbol ADN - no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Comentario enviado correctamente

Cuando el comentario sea aprobado, aparecerá en ésta misma sección