Como Mejorar la velocidad Mental en las acciones de juego?

El fútbol de hoy con sus nuevas reglas y metodologías de entrenamiento está caracterizado por llevarse a cabo a un ritmo intenso, que requiere de los jugadores el máximo empeño.

Debido a ésto es indispensable hablar de velocidad, un concepto sobre el cual se han realizado muchas explicaciones en los últimos años, aunque todavía hoy existen diversos aspectos que es necesario abordar para profundizar en su significado.

En consecuencia, ¿què es la velocidad? ¿Se la puede considerar como una mera relación entre el espacio y el tiempo?

Es importante señalar algunos factores que influyen sobre la velocidad, entre otros: la coordinación neuromuscular, las proporciones morfológicas (estructura ósea, peso), velocidad de contracción de los músculos, cantidad de fibras veloces, técnica de carrera, elasticidad muscular, el conocimiento técnico- táctico y el grado de atención. Existen también factores externos como temperatura, terreno, altura, etc.

La fuerza veloz: "su importancia es fundamental en las prestaciones de carrera y velocidad máximas, en trayectos de 10 a 30 ó 40 metros", por ej. patear una pelota (remate al arco o un rechazo) es una expresión de fuerza veloz.

La velocidad máxima entendida como "capacidad de realizar la máxima velocidad sobre distancias que van aproximadamente de 40 a 60 m" es realmente poco frecuente; no así la capacidad de aceleración, que depende directamente de los valores de fuerza. La rapidez en cambio, "se relaciona con técnicas fundamentales: de ella depende al eficacia del dribbling y los pases amagados".

La resistencia a la velocidad se visualiza cuando un jugador efectúa continuas aceleraciones que le provocan un estado de fatiga; sin finalizar la recuperación debe volver a acelerar. Es por esto entonces, que es adecuado hablar de resistencia a la aceleración.

Resumiendo, se comprende de esta forma que, una mezcla de entrenamiento programado sobre la fuerza y la velocidad es fundamental para el desarrollo del jugador y que una oportuna dosis de ejercitaciones permitirá saber y controlar si estamos trabajando la velocidad o la resistencia a la velocidad. En consecuencia continuaré adelante con algunos ejemplos de ejercitaciones tipo para el desarrollo de la velocidad, rapidez y potencia muscular.

Ejercitaciones sin pelota

9. Los jugadores están dispuestos en línea recta: A, B, C. Manteniendo siempre la misma distancia entre ellos, deben imitar los movimientos del jugador precedente. Ej. si el jugador A pica o se frena imprevistamente, B y C deben hacer lo mismo; así hasta un punto predeterminado.

10. Los jugadores A, B y C salen de 3 bases diferentes; después de cruzarse entre ellos llegan a la estación deseada, para luego tocar las estaciones de los otros 2 compañeros y regresar a sus respectivas bases.



Es importante aclarar que cada tipo de ejercitación debe prever un tiempo de análisis, de elaboración y de práctica o praxis, entendido esto como experiencia vivida. Sólo de este modo se mejorará el aprendizaje motor, que permitirá a los jugadores comprender cuál es la mejor elección, en el momento oportuno.

Conclusiones
Se intentó explicar que desde el desarrollo de una capacidad coordinativa como es la velocidad, desde el punto de vista físico, se puede relacionar íntimamente con una elaboración mental a nivel del SNC.

Por lo tanto, este tipo de acciones se deben enseñar desde edades tempranas y trabajar la concentración entendida como esfuerzo de comprensión y adaptación a situaciones de juego. Esto permitirá en base a una combinación razonada de estímulos diversos, llevar a cabo más eficazmente el trabajo con los futbolistas.




Todavía no hay comentarios

Envía tu comentario

Su email no será publicado, todos los campos son requeridos - Fútbol ADN - no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Comentario enviado correctamente

Cuando el comentario sea aprobado, aparecerá en ésta misma sección